domingo, 5 de julio de 2009

EL "ORGULLO" SUBVENCIONADO Y LA EDUCACIÓN


Ya estamos otra vez a vueltas con el mal llamado "orgullo homosexual" (me niego a llamarlo gay, el español tiene su propio vocabulario, más rico que el anglosajón). Veremos cabalgatas horteras, zafias y de mal gusto donde se ataca fundamentalmente a los católicos, conciertos varios, manifiestos infumables.... y todo ello, una vez más con dinero público, fundamentalmente de los no homosexuales, que somos mayoría mayoritarísima.

Así se otorgarán cien mil euros para dos conciertos en Sevilla o sesenta mil euros en Madrid para las distintas actividades. Mientras, el hambre se abre paso entre los parados españoles que no reciben un euro.

Pero con ser esto grave (que lo es y mucho) se me antoja más peligroso la meta que buscan esta año. Lo llaman "escuela sin armarios" y es un intento de tomar el control de la educación sexual en los centros públicos, de forma que, por ejemplo en el manifiesto de Valencia han atacado la educación sexual “tendenciosa, acientífica y homófoba que se pone en práctica en las escuelas y universidades católicas”. No es más que condicionar la libertad de los niños y llevárselos al huerto. Así de simple.

Es hora de que empecemos a tomarnos en serio a este Lobby Homosexual cada vez más presente en la política española y al que parece tener miedo la propia derecha (perdón, el centro-reformismo). No se entiende si no las subvenciones que recibe COLEGA en la Región de Murcia, o que en Madrid COGAM imparta educación sexual en sesenta centros públicos madrileños, o la promesa del PP andaluz de subvencionar durante toda la legislatura a la asociación COLEGA si llega al poder en 2011.

Yo estoy con D. Francisco de Quevedo y su magnífico "Epitafio a un bujarrón". Claro que para estos "meticulosos", Quevedo sería un "homófobo". Cosas de la incultura. Les dejo con el Epitafio:

Aquí yace Misser de la Florida,
y dicen que le hizo buen provecho
a Satanás su vida.
Ningún coño le vio jamás arrecho.
De Herodes fue enemigo, y de sus gentes,
no porque degolló los inocentes,
mas porque, siendo niños, y tan bellos,
los mandó degollar, y no jodellos,
pues tanto amó los niños, y de suerte
(inmenso bujarrón hasta la muerte)
que si él en Babilonia se hallara,
por los tres niños en el horno entrara.
¡Oh tú, cualquiera cosa que seas,
pues por su sepultura te paseas,
o niño o sabandija,
o perro o lagartija,
o mico o gallo o mulo,
o sierpe o animal que tengas cosa
que de mil leguas se parezca a culo:
Guárdate del varón que aquí reposa,
que tras un rabo, bujarrón profundo,
si le dejan, vendrá del otro mundo!
No en tormentos eternos
condenaron su alma a los infiernos;
mas los infiernos fueron condenados
a que tengan su alma y sus pecados.
Pero si honrar pretendes su memoria,
di que goze de mierda, y no de gloria;
y pues tanta lisonja se le hace,
di: «Requiescat in culo, mas no in pace
» .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada