sábado, 4 de enero de 2014

AHORA OS QUEJÁIS Y LUEGO LES VOTÁIS

Hemos entrado en el 2014, tercer año "triunfal" del gobierno del PP o, como ya describen algunos, tercera legislatura de ZP. Y el pueblo pepero se queja. Se queja amargamente, se queja desesperadamente, se queja desconsoladamente. Y lo hace porque:

-El gobierno del PP prometió bajada de impuestos y los ha subido. Y se quejan. 

-El gobierno del PP prometió acabar con la asignatura de educación para la ciudadanía y la han mantenido con otro nombre. Y se quejan.

-El gobierno del PP prometió acabar con la ley de violencia de género y la han mantenido incólume. Y se quejan. 

-El gobierno del PP prometió acabar con la ley del aborto a la que calificaban de coladero y han aprobado otra ley tan coladero como la anterior. Y se quejan. 

-El gobierno del PP prometió defender a la familia, a la que en la oposición mostraban su apoyo en manifestaciones multitudinarias, y mantiene el divorcio expreés y el "matrimonio" homosexual. Y se quejan. 

-El gobierno del PP prometió no negociar jamás con los terroristas y apoyar siempre a las víctimas, y han soltado criminales sanguinarios a mansalva y han humillado a las víctimas. Y se quejan. 

-El gobierno del PP prometió hacer frente al desafío separatista y no mueven un dedo contra el cada vez más descarado y osado Arturo Mas. Y se quejan.

-El gobierno del PP prometió acabar con las leyes ideológicas del zapaterismo, caso de la ley de memoría histórica o la llamada alianza de civilizaciones, y las han mantenido. Y se quejan. 

-El gobierno del PP prometió reformar la administración y el sistema autonómico sigue campando por sus respetos, convertidas las comunidades cada vez más en auténticos reinos de taifas. Y se quejan. 

¿Es esto lo que la mayoría de españoles votaron un 20 de Noviembre? ¿Los españoles votaron por más impuestos, por bajadas de sueldos, por despidos, por recortes inasumibles, por la pérdida de la soberanía nacional en manos ya de Europa, por el copago, por la continuidad de la negociación con los asesinos separatistas de ETA y la consiguiente traición a las víctimas (que somos todos los españoles, no se olvide)? ¿Para esto se votó un cambio de gobierno?

Es evidente que no. Y se quejan. Pero, a continuación, ¿Qué hacen? Se siguen quejando, se rasgan las vestiduras, critican a Rajao de forma despiadada...pero no mueven ficha. Están instalados en el inmovilismo más atroz. Con razón se escucha en las calles ese grito tonante, atronador: ¡¡AHORA OS QUEJÁIS Y LUEGO LES VOTÁIS!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada