jueves, 9 de abril de 2009

¿FELIZ SEMANA SANTA?


Quiero desde aquí denunciar enérgicamente esa perversión que últimamente nos azota a los católicos de desear a nuestro prójimo una "feliz Semana Santa". La secularización y el laicismo salvaje que nos envuelve lleva al absurdo de tomar la Semana Santa como un periodo vacacional como otro cualquiera y por tanto como una fiesta.

Aunque parezca mentira en una nación católica como es la española me veo obligado aquí y ahora a recordar que lo que conmemoramos (no celebramos) en Semana Santa es la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, es una época por tanto de tristeza, de recogimiento, de oración y de silencio. Nada que ver con vacaciones, con fiestas, con algarabías o con celebraciones. Es Dios mismo el que muere por nosotros y por nuestra redención, ¿cómo vamos a estar alegres?

Es perversión similar a la que confunde las procesiones con un acto cultural. No señor, es un acto religioso, estrictamente religioso, que conlleva penitencia, promesas, fervor, y sobre todo amor, con vistas a alcanzar la Misericordia de Dios. Esa perversión que no entiende de religiosidad es la que ha llevado a una infame y miserable organización llamada FACUA (una organización de consumidores de Castilla-León) a manifestar que si las Cofradías llevan lazo blanco en señal de protesta contra el aborto el acto se convertirá en un acto político y por tanto deberán pedir la licencia, de lo contrario considera que se debe prohibir la procesión "e incluso disolverla por los antidisturbios". Estamos llegando ya a un grado de anticatolicismo y de cristofobia radical que recuerda a los años 30 del siglo pasado.

Por tanto católicos españoles, rememoremos la Pasión y Muerte de Jesús como fieles hijos de la Iglesia que ya tendremos tiempo de celebrar (esta vez sí) la Resurreción de Nuestro Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada