lunes, 16 de febrero de 2009

SALUDOS

Bienvenidos a este mi humilde blog.

Desde hace un tiempo vengo sintiendo en mi alma el desgarro del que se siente fiel hijo de la Iglesia y orgulloso de ser español al ver, impotente, como se desarrolla sin freno el ataque grosero e impune a todo aquello que de más trascendente e importante tiene el ser humano que se precie: su Credo y su Patria.

En efecto, observo cómo se suceden desde hace hace varios años toda una serie de campañas políticas y sociales destinadas a erradicar la Religión Católica del ámbito público (desterrándolo al privado) y a difamar y calumniar a la Iglesia Católica en una suerte de anticlericalismo trasnochado y caduco sin sentido; y al mismo tiempo, desde dentro mismo de España, se ataca su unidad, su soberanía, su identidad y su independencia desde sectores separatistas (y por tanto antiespañoles), desde sectores izquierdistas que discuten el concepto mismo de nación e incluso desde sectores acomplejados que se denominan "centro-reformistas".

Compruebo como el relativismo, el olvido de la Historia, la cultura de la muerte, la catástrofe educativa y la injusticia social están acabando con la civilización occidental y cristiana.

Ante este panorama uno se pregunta: ¿Qué hacer? Habida cuenta de que nadie defiende los principios y valores en los que uno cree, siente y piensa, y por tanto, no se siente representado por nadie es muy difícil la situación. Aisladamente no se llega a ninguna parte. Es por esto por lo que decidí crear este blog. Porque mi conciencia me lo impone, porque me aguijonean las injusticias, para no quedarme de brazos cruzados ante la tormenta que nos asfixia a los católicos patriotas españoles, para animar a todos aquellos que piensan y sienten básicamente como yo a no desesperar y unirse a la lucha y para dar a conocer lo que realmente pasa en España y que ningún medio nacional publica por ser incorrecto políticamente.

Este es el trabajo que, humildemente, me he propuesto emprender. Con mis limitaciones pero con un amor a mi Credo y a España que no me cabe en el pecho.

Hechas pues las oportunas presentaciones, os reitero mi bienvenida al blog y espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada